_DSC2521
_DSC2537
_DSC2413
_DSC2338
_DSC2404
_DSC2516
_DSC2415
_DSC2470
_DSC2388
_DSC2483
_DSC2408
_DSC2391
_DSC2319
_DSC2410
_DSC2403
_DSC2334
_DSC2394
_DSC2308
_DSC2438
_DSC2315
_DSC2329
_DSC2377

Bardenas Reales

¿Quién dijo que en Norte siempre llueve y la tierra es verde? En el norte también tenemos desiertos y las Bardenas Reales son uno de los enclaves más característicos y diferentes de toda la zona norte de la península.

 

Constituyen un paraje semidesértico de 41 845 has que se extiende por el sureste de Navarra (España). Sus suelos se componen de arcillasyesos y areniscas que han sido erosionados por el agua y el viento, creando formas sorprendentes entre las que destacan los barrancos, las mesetas de estructura tabular y los cerros solitarios, llamados cabezos. Destaca especialmente el cabezo llamado Casteldetierra, una formación en la que la roca adopta una forma especialmente curiosa y que se ha convertido en la silueta más característica de estos parajes.

 

Las Bardenas carecen de núcleos urbanos, su vegetación es muy escasa y las múltiples corrientes de agua que surcan el territorio tienen un caudal marcadamente irregular, permaneciendo secos la mayor parte del año. La altitud oscila entre los 280 y los 659 m s. n. m.