_DSC3869 copia

_DSC3890 copia

_DSC3924 copia

_DSC3926 copia

_DSC3858 copia

_DSC3894 copia

_DSC3891 copia

_DSC3889 copia

_DSC3843 copia

_DSC3927 copia

_DSC3879 copia

_DSC3907 copia

_DSC3867 copia

_DSC3871 copia

_DSC3882 copia

_DSC3916 copia

_DSC3856 copia

_DSC3849 copia

_DSC3863 copia

_DSC3850 copia

El lince ibérico

Es un felino de aspecto grácil, con patas largas y una cola corta con una borla negra en el extremo que suele mantener erguida batiéndola en momentos de peligro o excitación.

 

Sus características orejas puntiagudas están terminadas en un pincel de pelos negros rígidos que favorece su camuflaje al descomponer la redonda silueta de su cabeza.

También son características las patillas que cuelgan de sus mejillas. Aparecen a partir del año de vida, cuando apenas cuelgan por debajo de la barbilla y aumentan de tamaño con la edad. Los machos tienen las patillas y los pinceles negros y más largos que las hembras.

Es el felino más amenazado del planeta. En 2013 se calculaba que solo existían dos poblaciones en Andalucía aisladas entre sí con un total de algo más de 300 individuos en aumento más otra en los Montes de Toledo de unos quince individuos y por ello escasamente viable, lo que lo convierte en la especie de felinos más amenazada del mundo.