_DSC1314

_DSC1514

_DSC1821

_DSC1757

_DSC1396

_DSC1599

_DSC1860

_DSC1590

_DSC1681

_DSC1862

_DSC1797

_DSC1589

_DSC1044

_DSC1864

_DSC1221

_DSC1676

_DSC1782

_DSC1873

_DSC1888

_DSC1708

_DSC1883

_DSC1023

_DSC1857

_DSC1333

_DSC1880

_DSC1867

_DSC1871

_DSC1701

_DSC1070

_DSC1780

_DSC1892

_DSC1710

_DSC1663

_DSC1065

_DSC1596

_DSC1655

_DSC1363

_DSC1632

_DSC1372

_DSC1623

_DSC1836

_DSC1414

_DSC1450

_DSC1202

_DSC1484

_DSC1559

_DSC1388

_DSC1240

Tikshey Gustor Festival

En la tradición budista y tibetana, se celebran pequeñas fiestas, con música y cánticos entre las que destacan los festivales que celebran los monjes en los numerosos monasterios de la región.

Lo más destacado en estas fiestas monásticas son las danzas cham, bailes de máscaras místicas de la tradición tántrica, y que se acompañan con la música que interpretan los propios los monjes. Estas danzas eran una forma de transmitir historias y enseñanzas a los pastores nómadas que no conocían la escritura.

 

Normalmente cuentan historías sobre la victoria del bien sobre el mal, o sobre la vida de grandes lamas y sus poderes sobrenaturales. También se consideran una ofrenda a los dioses y una forma de meditación para atraer méritos y fuerza espiritual a los que las presencian

 

Se celebran en el patio a la entrada del monasterio, que se llena de diferentes artículos ceremoniales: vasijas con agua bendita, arroz crudo, palos de incienso y tormas ,pequeñas figuras hechas de harina y mantequilla. Los músicos se colocan alrededor, para ejecutar una música lenta e inquietante con la ayuda de diferentes instrumentos tradicionales.