_DSC4228
_DSC4223
_DSC4239 copia
_DSC3796
_DSC4233
_DSC4203
_DSC4014 2
_DSC4157
_DSC4120
_DSC3976 2
_DSC4152
_DSC4211
_DSC4168
_DSC4097
_DSC4114
_DSC3972
_DSC3968 2
_DSC3965 2
_DSC3975 2
_DSC3967 2
_DSC3953 2
_DSC3921 2
_DSC3905 2
_DSC3889 2
_DSC3872
_DSC3822
_DSC3803
_DSC3738
_DSC3794

Benarés

El aire huele a quemado y los ojos escuecen debido al humo.A orillas del Ganges se encuentra la ciudad de Benarés (Varanasi en Hindi). Considerada la ciudad santa de la India por excelencia, es el principal centro de peregrinación para gentes de todo el país. Tiene más de 4000 años de antiguedad y es una de las ciudades más antiguas que se conoces y siempre habitada.

 

Todos los días del año se realizan en Benarés las conocidas cremaciones humanas. Siguiendo un meticuloso ritual los difuntos son incinerados y posteriormente las cenizas arrojadas al río. Un cuerpo tarda unas tres horas en quemarse completamente y al día se quemán entre 150 y 200 cuerpos.

 

Existe la creencia en el Hinduísmo de que todo aquel que muera en Benarés o en un radio de 60 kilómetros alcanzará directamente el Nirvana, librandose así del ciclo de reencarnaciones vitales.

 

Debido a la presencia de cadáveres en el agua, es Ganges se ha convertido en uno de los ríos más contaminados de la tierra. Es posible incluso ver organos flotando en ocasiones ya que no todo el mundo es incinerado.Los niños, las mujeres embarazadas, los shaddus (hombres santos), los leprosos y los que han muerto por la mordedura de una cobra, son atados con lastres y arrojados al agua ya que ellos ya tienen el araíso garantizado.