El Torcal de Antequera

El Torcal de Antequera es un paraje natural único, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Su formación se debe de un proceso que ha durado varios cientos de millones de años. Para ello deberemos remontarnos unos 200 millones de años, cuando gran parte de Europa y Oriente Medio se encontraban sumergidos bajo el mar de Tetis, se inicia un proceso de sedimentación carbonatada, originada por la acumulación y deposito de esqueletos, conchas y caparazones de animales marinos en el fondo del mar que durará unos 175 millones de años. Estos sedimentos se han ido acumulando y compactando en diferentes niveles, formando los estratos horizontales de espesores de miles de metros.

La presencia del Hombre en El Torcal se remonta a la Prehistoria, concretamente del Neolítico Medio, hallándose yacimientos arqueológicos en la Cueva del Toro. Existen otros yacimientos que atestiguan la presencia humana en El Torcal VIII milenios A.C. Algunos de ellos son: La cueva de la Cuerda, cueva de Marinaleda, Sima del Hoyo… y otros en superficie como el del Hoyo del Francés, Hoyo del Tambor o Fuente de la Higuera.

Igualmente, se han recogido restos más recientes de origen romano que apuntan hacia el uso en cantería de los recursos geológicos del lugar, usándose las calizas en la construcción de villas próximas al Torcal: Anticaria, Osqua y Nescania.

b7f36b46130633.5848a7c3b3469

8de15546130633.5848a7c3b42ed

77ed5d46130633.5848a7c3b3c92

b81f8d46130633.5848a7c3b5467

f9b6ee46130633.5848a7c3b5a86

b38ffa46130633.5848a7c3b4f04

16971e46130633.5848a7c3b48f3

343b1c46130633.5848a7c3b6043

51317f46130633.5848a7c3b7970

94c9e946130633.5848a7c3b65da

490ef346130633.5848a7c3b6b37

2e1a6f46130633.5848a7c3b72d9