Ganges

El río Ganges nace en el Himalaya occidental, en el estado indio de Uttarakhand, y tras 2510 km de recorrido desemboca formando, con el río Brahmaputra el mayor delta del mundo, el delta del Ganges, en el golfo de Bengala.

 

Durante mucho tiempo ha sido considerado un río sagrado por los hindúes, que lo han adorado como la diosa Gangadel hinduismo. Grandes ciudades de la india como Allahabad o Benarés se construyeron precisamente en sus orillas. Todos los días se celebran diferentes rituales de adoración en sus orillas en diferentes localidades, donde la gente se baña para limpiar su pecados y arroja flores al río a modo de ofrenda.

 

 

Según leyendas antiguas, en tiempos inmemoriales las aguas del Ganges cruzaban el cielo, mientras las tierras desérticas de la India perecían de sed. El rey Bhaguiratha elevó plegarias a los dioses para que el cielo regara con sus aguas las tierras sedientas de la India. Los dioses escucharon sus plegarias y enviaron las aguas a la tierra, pero estas cayeron con tal violencia que amenazaron con cegar la vida de todos los hombres.

Pero entonces ocurrió el milagro: Shiva, compadecido de la humanidad atribulada, hizo que las aguas cayeran sobre su cabeza y resbalaran por sus cabellos largos durante mil años, antes de que el río sagrado naciera en el Himalaya, manso y moderado, sin peligro para los hombres. Por eso todos los años millones de fieles hindúes se bañan en el río que veneran, para purificarse.