DSC04141
DSC04372
DSC04029
DSC04068
DSC04195
DSC04095
DSC04038
DSC04133
DSC04098
DSC04074
DSC04220
DSC04094
DSC04099
DSC04080
DSC04032
DSC04077

Las iguanas de Yucatán

Si existe un animal que campa a sus anchas por la península de yucatán, ése es sin duda la iguana yucateca. El carácter y el comportamiento de la iguana de Yucatán es muy similar a las demás iguanas verdes, es decir, son reptiles de sangre fría, cuando comienza el día suben a las ramas más altas para alcanzar su temperatura optima (28-35°C).

Buscan su alimento, principalmente de hojas, brotes tiernos y algún fruto. la mayoría de estos los consiguen sin bajar de los árboles, aunque en ocasiones pueden bajar, bien para comer frutos maduros, para poner huevos (en madrigueras que excavan en el suelo) o bien para huir de algún depredador (las iguanas prefieren vivir cerca de ríos para así zambullirse desde el árbol en caso de peligro, pudiendo estar sumergidas durante lapsos de tiempo de hasta 15 minutos).

Este tipo de animal es bastante solitario y solo viven en comunidad mientras dura el periodo de celo y reproducción, durante el cual se juntan en grupos de unos 5 a 8 miembros, formados por un macho dominante, varias hembras, y ejemplares jóvenes. Como vemos se forma una jerarquía en la cual el macho dominante tiene mayores privilegios (sobre las hembras, lugar para tomar el sol, etc.). Suelen estar siempre alerta ayudándose unas a otras en la difícil tarea de vigilancia continua.