_DSC2363 copia

_DSC2365 copia

_DSC2385 copia

_DSC2388 copia

_DSC2401 copia

_DSC2412 copia

_DSC2405 copia

_DSC2398 copia

_DSC2406 copia

_DSC2390 copia

_DSC2389 copia

_DSC2402 copia

_DSC2391 copia

_DSC2409 copia

_DSC2396 copia

_DSC2403 copia

_DSC2394 copia

_DSC2387 copia

_DSC2384 copia

_DSC2381 copia

_DSC2375 copia

_DSC2360 copia

_DSC2364 copia

_DSC2327 copia

_DSC2379 copia

_DSC2362 copia

_DSC2378 copia

_DSC2366 copia

_DSC2369 copia

_DSC2368 copia

_DSC2331 copia

_DSC2361 copia

_DSC2359 copia

_DSC2348 copia

_DSC2345 copia

_DSC2335 copia

_DSC2342 copia

Las islas flotantes 

de los Uros

Los Uros son un pueblo que lleva siglos habitando sobre las aguas del lago Titicaca. El Titicaca es el lago navegable a más altitud del planeta, concretamente a más de 3800 metros sobre el nivel del mar. Está dividido entre Perú y Bolivia y tiene más de 4772 km cuadrados (más de 1225 km de costa).

Hace ya cientos de años los Uros fabricaron las islas con Totora ( un tipo de hierba acuática que crece en el lago) y se adentraron para vivir en el lago, con el fin de evitar los conflictos y las guerras con los Incas. 

Las islas se yerguen sobre una porción de la superficie del lago Titicaca, se sobreponen a bloques de raíces de Totora sobre las cuales se tienden capas sucesivas de totora tejida o entrelazada en esteras. 

La construcción de estas islas se hace tejiendo las totoras en las zonas en donde crece más densa, formando una capa natural a la que los uros denominan khili; sobre esta capa construyen sus viviendas, también de una malla tejida de totora a la que denominan "estera". Cada vivienda está compuesta por una sola habitación. Cocinan al aire libre para evitar incendios.

Existen más de 20 islas y diferentes familias. Hoy en día ya tienen colegios, comedores e incluso hospitales, ¡todos hechos de paja por supuesto!