Roma

Historia viva

Roma, la ciudad eterna. Una ciudad que ha visto el alzamiento y el hundimiento de uno de los imperios más poderosos de la tierra. 

Los vestigios de la antigua civilización están por doquier en esta bellísima ciudad bañada por el río Tíber.

 

En el transcurso de su historia, que abarca tres milenios, llegó a extender sus dominios sobre toda la cuenca del Mediterráneo y gran parte de Europa. Como capital del Imperio romano, se constituyó en una de las primeras grandes metrópolis de la humanidad, centro de una de las civilizaciones antiguas más importantes. Influenció la sociedad, la cultura, la lengua, la literatura, el arte, la arquitectura, la filosofía, la religión, el derecho y la moral de los siglos sucesivos.

 

Es la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo; su centro históricodelimitado por el perímetro que marcan las murallas aurelianas, superposición de huellas de tres milenios, es la expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental europeo.5 En 1980, junto a las propiedades extraterritoriales de la Santa Sede que se encuentran en la ciudad y la Basílica de San Pablo Extramuros, fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.