Cómo viajar por la India


Viajando por la India llegué a dos conclusiones:

La primera es que moverse por la India no es tan difícil como lo pintan.

La segunda es que es extremadamente barato si sabes como hacerlo.

Lo que es seguro es que viajar por la India no es cómodo, entendiendo por comodidad la idea que tenemos en los países Europeos claro, pero desplazarse de un lugar a otro puede ser muy barato si estás dispuest@ a pasar por alto ciertas comodidades. Afortunadamente esto no era un gran problema ya que suelo viajar ligero y sin grandes lujos, además con el tiempo he aprendido a disfrutar de estas experiencias. También me las he visto en situaciones peores (me viene a la cabeza aquel viaje en yagenyai con mi amigo Soto, con el que cruzamos Senegal de punta a punta. Tras aquella experiencia todo lo demás me parece pan comido)

Antes de nada hay un par de hechos de los cuales el viajero debe estar al tanto si quiere desplazarse por este inmenso país:

1- La India es enorme, por consiguiente las distancias que separan muchas de las grandes ciudades también lo son. Hay que tener en cuenta que el subcontinente indio tiene más de 3'2 millones de kilómetros cuadrados de superficie así que difícilmente podrás llegar de un sitio a otro en dos horas.

2-La india está por lo general bien comunicada, salvo las regiones más al norte como Jammu y Cachemmira, Himachal Pradesh o Ladakh, debido a su terreno montañoso. Si coges un mapa de la India podrás ver que su línea de ferrocarriles, herencia de su periodo colonial británico, llega a prácticamente a cualquier lugar.

3-Las carreteras y caminos en general no son una maravilla. La mayoría de las carreteras son de tierra y no están asfaltadas lo que hace que suelten mucho polvo.

4-Existen normas viales y de circulación, el único problema es que nadie las cumple. Si algo llama la atención al llegar en la India es la inmensa cantidad de vehículos y por lo tanto de personas que hay, de modo que el tráfico está extremamente congestionado y la gente para llegar a tiempo a su destino opta por la vía más rápida: no atenerse a las normas. Eso sí, dentro de este caos sí que existe un orden propio.

A pesar de que para el recién llegado todo parezca una locura sin sentido no tardarás en darte cuenta de que tienen sus propias normas y señas para entenderse. Es simple, si quieres adelantar a alguien tocas el claxon sin parar hasta que lo adelantes ya está. ¡Imagínate eso en una carretera con cientos de coches!. ¡Ah! y no olvides cerrar la ventana o acabarás lleno de polvo.

Eso sí todo hay que decirlo, por lo general los conductores indios son muy experimentados con unos grandes reflejos y difícilmente llegan a chocarse, no obstante si estás pensando en conducir tú por cuenta propia no olvides ir con precaución y mil ojos al volante. Ten en cuenta que es uno de los países con más accidentes viales del mundo.

Aquí te muestro los diferentes medios de transporte según el tipo de viaje que quieras hacer:

Dentro de las ciudades:

·Tuk-tuk:

Si algo vas ha ver en la india son los famosos Tuk-Tuk Están por todos lados e ignorarlos será una de las primeras cosas que aprenderás en India. Viajes dónde viajes en la India verás que todos son exactamente iguales, mitad verdes y mitad amarillos y con tres ruedas (no te preocupes, a pesar de que a veces asuste a tomar las curvas, son más estables de lo que parecen).

Por lo general son muy baratos. Un desplazamiento de 5 kilómetros no debería costar más de 60 u 80 rupias (0,80 eu), sin embargo los precios varían muchísimo de un sitio a otro (en Delhi por ejemplo son mucho más baratos que en otros sitios). La bajada de bandera está en torno a 12 o 15 rupias, que cubren el primer kilometro y medio o así, a partir de ahí sube aproximadamente 10 rupias por km.

Los hay de dos tipos:

·Los Tuk-Tuk privados:

Se alquilan para una persona. Si estás pensando en visitar varios sitios o hacer un tour en una ciudad, una opción muy interesante es alquilar un Tuk-Tuk para todo el día o unas cuantas horas de manera que te vaya dejando en diferentes sitios que quieras ver y el conductor te esperará mientras haces la visita. Es una opción realmente buena y será más económica que coger varios Tuk-Tuk durante todo el día. ¡Eso sí! No te olvides de regatear los precios, ten en cuenta que el primer precio que te ofrezcan estará infladísimo y tendrás que jugar al juego del regateo. Saber regatear es una regla de oro en la India y no sólo para viajar, sino para cualquier otra cosa. Alquilar un tuk-tuk para medio día no te debería costar más de 300 rupias( 3,20 eu).

·Tuk-Tuk- compartidos:

Recoge a varias personas que van a sitios de la misma zona. Suelen tener precios fijos (5, 10 o 20 rupias). Hay algunos que siempre hacen la misma ruta (como si fueran buses urbanos) y otros que cambian la ruta dependiendo de los clientes. Es bastante complicado cogerlos, sobretodo en estaciones y puntos turísticos, pues los conductores siempre querrán llevarte a ti solo por un precio más elevado.

En mi opinión personal el Tuk- Tuk es la mejor manera de moverse dentro de la ciudad a la vez que la más económica.

·Rickshaw:

Es muy parecido al Tuk- Tuk sólo que es movido por pedales y no tiene motor. Es como una especie de calesa. Bueno para distancias muy cortas donde el tráfico es intenso o no sepas muy bien el camino por el caos de la ciudad. Son muy baratos, unas 20 rupias un desplazamiento de 15 minutos.

·Taxi:

Otra muy buena opción de moverte en ciudad. Aunque te puedes encontrar parado un buen rato en medio del tráfico. Un taxi no tiene tanta maniobrabilidad como un Tuk-Tuk o un rickshaw, pero aun así es más cómodo que estos. La bajada de bandera esta en torno a las 20 rupias (0,20eu) y un por cada km son 10-15 rupias más.

·Alquilar coche con conductor:

Esta opción viene muy bien si uno quiere moverse por estados o provincias completas en las que se abarca grandes distancias ya que un taxi saldría muy caro y no te llevan entre ciudades. Básicamente es como un taxi sólo que estipulas un precio determinado para unos días y el conductor es el que te lleva. Es una buena opción especialmente en las zonas en las que no tengas acceso al tren, ya que conducir por tu cuenta en la India puede ser algo complicado.

·Metro:

Con diferencia la manera más económica de moverse dentro de ciudades como Delhi o Mumbay. Los billetes son Tokens (pequeñas monedas de plástico) que cuestan como 10 o 20 rupias (0,20eu). Eso sí, si vas a tomarlo en hora punta prepárate. Hay dos momentos en los que el metro se llena hasta arriba, y cuando digo hasta arriba me refiero a que no cabe literalmente ni un alfiler. Uno es es al mediodía y el otro sobre las 18:00. El resto del día no tendrás problemas.

El metro está muy limpio y tecnológicamente es impecable. Lo malo es que no es un metro muy antiguo por lo que sus líneas aún no están muy extendidas y no hay tantas paradas como nos gustaría. A veces tendrás que combinar metros y taxis o buses para llegar a tu destino. Recuerda que los vagones para hombres y para mujeres están separados.

·Bus:

Una opción que también es bastante económica pero algo menos cómoda que las anteriores. El concepto de autobús en la India se aleja bastante de lo que nosotros tenemos en mente. Allí un bus es como una especie de combi grande donde caben 20 personas pero se meten 50. Debido a esta razón está opción suele ser algo menos cómoda que coger un taxi aunque te saldrá algo mejor de precio.

·Scooter:

Imprescindible en las áreas costeras de la India, es una forma perfecta para moverse por los pueblos y zonas de playa. En cada pueblo y ciudad hay uno o varios negocios de alquiler de motos, que se mueve entre 200 y 400 rupias (de 2,50 a 5,50 euros) al día, según nuestras habilidades para el regateo. Eso sí, la policía suele parar a los turistas para comprobar si llevan el carnet de conducir internacional, que se obtiene en la Dirección General de Tráfico por unos 10 euros y es válido por un año. El scooter es muy buen recurso para moverse en distancias cortas pero las carreteras indias son peligrosas y hay que estar muy atento.

Entre ciudades:

·El tren:

Sin duda la mejor manera de atravesar la India es en tren. Si algo hay allí son trenes. Tienen más de 300 líneas ferroviarias, cada una con su propio nombre,legado del período de colonización británico. Los trenes son largísimos y cuentan con montones de vagones. Son antiguos pero están bien conservados y funcionan a la perfección.

Dos cosas que debes tener muy en cuenta a la hora de coger un tren en la India son:

·Qué distancia tienes que recorrer

·Cuanto dinero quieres gastar

Los trenes son gestionados por el IRCTC (Indian Railway Catering and Tourism Corporation) y los billetes se pueden comprar mediante su página web o físicamente en las oficinas y puestos de venta. Muchas veces habrá que hacerlo con días o incluso semanas de antelación debido a la inmensa cantidad de gente que viaja en ellos. Podría decirse que el tren forma ya parte de la cultura India. Miles de familias viajan cada día a diferentes puntos del país en ellos.Son como una especie de microcosmos en sí mismos. Los trenes cuentan con diferentes clases en las que uno puede viajar. Estas clases varían de precio en función de sus características.

Si vas a hacer un viaje largo de más de 12 horas te aconsejaría que viajes de noche de manera que el tren te hace las veces de hostal y así, al mismo tiempo que te mueves te ahorras tener que buscar un sitio en el que quedarte a dormir esa noche. Las estaciones suelen tener consignas donde puedes dejar tu equipaje durante el día.

A continuación te muestro las diferentes clases y sus principales diferencias:

AC1 – Primera clase con aire acondicionado
No todos los trenes cuentan con AC1, y en los que hay suele limitarse a un único vagón, agotándose las plazas enseguida. Es la categoría más lujosa, y también la más cara. Compartimentos para cuatro o dos personas (algunos con lavabo propio), puerta corredera que separa el habitáculo del pasillo, moqueta, ropa de cama, enchufes para recargar los aparatos electrónicos… y por supuesto, aire acondicionado. Una buena opción para aquellos que viajar tranquilos y con todas las comodidades, pero algo menos indicada si se desea socializar durante el viaje.

Los precios son MUY variables, pero un Delhi – Varanasi de 13 horas en AC1, comprándolo con antelación, puede rondar las 2.000 rupias/27 euros

AC2 – Segunda clase con aire acondicionado
Compartimentos con literas para cuatro personas, ropa de cama, enchufes y aire acondicionado, pero con una cortina como única separación del pasillo. En él, al igual que en AC3 y Sleeper Class, otras dos hileras de literas (arriba y abajo) se distribuyen a lo largo de todo el vagón.

[El trayecto Delhi-Varanasi en AC2 cuesta unas 1.200 rupias/16 euros]

AC3 – Tercera clase con aire acondicionado
La principal diferencia con respecto a AC2 es que los compartimentos cuentan con tres niveles de literas en lugar de dos, por lo que en el mismo espacio viajan más personas. En general el vagón se asemeja mucho a uno de Sleeper Class, con la salvedad de que cuentan con cortinas, aire acondicionado y ropa de cama. A veces también tienen algún enchufe cerca de las literas, pero no siempre.

[Precio aproximado del trayecto Delhi-Varanasi en AC3: 800 rupias/11 euros]

Sleeper Class
Personalmente creo que está es la clase que mejor encaja con el perfil de mochilero, así que si tu tampoco necesitas grandes comodidades a la hora de viajar esta clase es la indicada. Unos ventiladores sustituyen al aire acondicionado y no se administran sábanas ni almohadas, haciendo indispensable viajar con saco de dormir o algo para taparse. El precio es la mitad que el de los billetes en AC3.

[Delhi-Varanasi (13h): 300 rupias/4 euros. Agra-Chitrakoot (8h): 200 rupias, 300 rupias comprándolo un día antes]

AC Chair Class
Vagones de asientos reclinables (un poco, no llegan a tumbarse) con aire acondicionado, disponibles en trayectos “cortos” entre ciudades como Delhi y Jaipur, o Delhi y Agra. Suelen ofrecer un pequeño tentempié incluido en el precio del billete.

[Delhi – Jaipur (4h 25 min): 505 rupias/7 euros]

Second Sitting – Unreserved 2nd Class
La clase para los más valientes. Podéis optar a ella en cualquier trayecto si os quedáis sin plaza en Sleeper Class, eso sí los viajes nocturnos de varias horas pueden ser infernales, así que la recomendaría sólo para viajes cortos.

Bancos de madera o (en el mejor de los casos) acolchados, con capacidad para cuatro personas apretadas en los que llegan a sentarse ¡ocho! Al fin y al cabo, al no haber lugares asignados, todo el mundo tiene derecho a reclamar el suyo…

Los vagones llegan a ir tan masificados que no es raro encontrar a gente durmiendo en el suelo o en el portaequipajes, Eso sí: los precios son de risa. Personalmente, si se quiere conocer la realidad de tantos millones de personas en India, recomiendo probar la experiencia una vez… en un trayecto cortito.

Los baños

Todas las clases cuentan con un par de baños situados al final del vagón. En las clases más económicas, su aspecto y olor os lo podéis imaginar. A pesar de ello, no os extrañéis si encontráis personas acostadas en la misma puerta: como acabo de comentar, los indios son capaces de dormir en cualquier parte.

Qué plaza elegir

Una vez has optado por una clase en función de tu presupuesto, no menos importante es decidirse entre una litera superior (UB: Upper Bed), media (MB: Middle Bed) o inferior (LB: Lower Bed); situada compartimento o pasillo (SU: Side Upper, SL: Side Lower).

Mi consejo es elegir la plaza superior siempre que esté disponible, ya que de esta forma vuestra litera será solo para tí todo el trayecto. Durante el día, sobre todo cuando el vagón va más lleno de lo normal (el over booking es pan de cada día en Sleeper Class), las literas medias se cierran para convertir las inferiores en asientos, de modo que si queréis dormir lo tenéis francamente mal. Además, si lleváis con vosotros una mochila con objetos de valor, siempre se verá menos expuesta si la guardáis con vosotros al fondo del compartimento en la litera superior.

Relacionado con este último aspecto, un punto a favor de las plazas inferiores es que si dejas tu mochila en el espacio asignado a ello bajo la litera (amarrarla con una cadena te dará un plus de seguridad),la tendrás mucho más controlada si duermes en la litera de abajo.

¡Y un aviso más para los frioleros! En las literas superiores el aire acondicionado o de los ventiladores os dará de lleno durante todo el viaje; no olvidéis viajar abrigados o, por lo menos, con una sabana fina con la que cubriros la cabeza y el cuello para que no os moleste.

Por último, entre pasillo o litera normal, elegid siempre estas últimas. ¿Quién desea viajar en el pasillo, expuesto a las molestias y ruidos de todos los que pasan, durmiendo en una cama en la que no se pueden estirar las piernas?

·Avión

Para viajar entre ciudades muy alejadas entre sí es avión puede ser una gran opción. La India cuenta con 208 aeropuertos domésticos y 30 internacionales y desde Delhi o Mumbai hay vuelos internos a prácticamente cualquier lugar. Existen compañías como air india o algunas de bajo coste como IndieGo con las que se pueden conseguir vuelos muy asequibles a veces por menos de 50 eu (todo depende de a dónde vueles claro)

Espero que esta información te sirva de ayuda si estás pensando viajar a la India. Es un lugar increíble del que disfrutarás muchísimo si aprendes a ver todas sus cosas buenas.

Si necesitas más información no dudes en mirar otros blogs de viajes o visitando el blog de la sociedad geográfica de las indias, un blog dedicado exclusivamente a los viajes por la India.

¡Nos vemos!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square