10 consejos para fotografiar paisajes

January 15, 2017

 

 

 

Tras más de un año haciendo fotografías de paisajes por fin me he decidido a escribir este post. Quería profundizar más en este género fotográfico y emplear diferentes técnicas. Para mí es una de las disciplinas más gratificantes que hay, no solo por las bellas imágenes que se pueden obtener sino también por el hecho de estar en contacto con la naturaleza y sus maravillas. Aquí están algunas de las conclusiones que he sacado:

 

La fotografía de paisaje es probablemente uno de los géneros fotográficos más complejos. No es tan fácil hacer que un paisaje sorprenda y emocione de la misma manera que lo hace un retrato humano por ejemplo. Es normal que las primeras veces que intentamos captar con la cámara esas imágenes que tenemos en la cabeza, volvamos a casa desilusionados y solamente con un par de fotos pasables. Esto es debido a que es una disciplina que requiere de tiempo, paciencia, práctica y conocimiento del medio.

 

Una cosa de la que hay que ser muy consciente es de que a diferencia de la fotografía de estudio u otras disciplinas donde nosotros controlamos la luz, las composiciones o incluso los sujetos (básicamente creamos la fotografía) en el paisaje estamos a merced de los elementos y siempre habrá cosas que escapan a nuestro control.

 

No podemos controlar si llueve o hace frío, si se pone a granizar o se nubla de repente el día, pero podemos improvisar las mejores soluciones en esos casos y por supuesto prever muchas de las posibles situaciones con las que nos podemos topar.

 

¡Aquí van algunos consejos!

 

 

 

1- Invierte tiempo en localizar los lugares.

 

Antes de tomar ninguna fotografía ,sería bueno tomarnos nuestro tiempo en las localizaciones. Ir uno o dos días antes sin la intención de hacer fotos, sólo para explorar el entorno. Puedes llevar la cámara para mirar a través de ella y buscar encuadres, puntos de vista o composiciones interesantes. 

 

Es importante entender como se comporta la luz en el entorno: por dónde sale y se pone el sol, dónde esta la estrella polar (en caso de fotografía nocturna), como cambia con las estaciones del año, las mareas si estamos en el mar, que colores aparecen al alba y como afectan las sombras...

 

Una vez familiarizados con el entorno ya podemos volver otro día con las condiciones necesarias para fotografiar. 

 

 

Si inviertes tiempo en buscar localizaciones puedes encontrar lugares increíbles.

 

2- Lleva un objetivo gran angular


Al capturar una foto de un paisaje natural normalmente buscamos un encuadre lo más amplio posible. Para ello necesitarás trabajar con objetivos de distancia focal pequeña, algo entre los 16mm y los 24mm estaría bien. Otras distancias focales inferiores o superiores también pueden darte un buen resultado, pero lo ideal sería que te movieras en ese rango.

 

No obstante hay situaciones en las que por ejemplo queramos aislar un sujeto en la lejanía. En estos casos un teleobjetivo como un 70-200 mm nos vendría estupendamente.

 

 

3- Utiliza un trípode estable


Es muy importante meterse esto en la cabeza.La estabilidad es uno de los factores determinantes en la fotografía de paisaje. Necesitaremos un trípode robusto que nos permita anclar la cámara sin que la mueva el viento. 

Si vamos a hacer un largo viaje o una caminata por la montaña podemos llevar un trípode de viaje, que suelen ser algo más ligeros y económicos pero lo ideal sería buscar un equilibrio entre estabilidad y peso. De nada nos sirve un trípode muy ligero si a la hora de tomar la fotografía se mueve. Lo más adecuado sería buscar un trípode que se sienta firme, cuyas piezas y pestañas para las patas se vean fuertes y resistentes y que no parezca que se van a romper a la mínima.

 

Incluso haciendo todo esto es muy posible que la cámara trepide un poco. Para evitar esto sería recomendable poner la cámara ( si esta tiene la opción) en el modo "levantamiento de espejo". De esta manera el espejo se levantará al pulsar el botón de disparo por primera vez y quedará levantado hasta que lo pulsemos por segunda vez, lo cual hará que se abra el obturador y tome la fotografía. Haciendo esto evitaremos el pequeño impacto (con su consiguiente movimiento) que provoca el espejo al levantarse y chocar contra el techo de la cámara.

 

 

 

Si vas a sacar paisajes marinos y tu intención es meter el trípode en el agua no se te olvide anclarlo bien en la arena, de manera que las olas no se lo lleven. En el peor de los casos si no es un trípode muy robusto las patas podrían incluso romperse.

 

¡Ah y muy importante! No te olvides de lavarlo a conciencia después, en especial las patas. El salitre afecta de una manera muy negativa al material haciendo que las partes interiores de las patas telescópicas se estropeen o se atasquen.

 

Recuerda también que si vas a fotografiar tormentas las patas de fibra de carbono atraen los rayos, así que si no quieres acabar como algunos jugadores de golf mejor sal corriendo o mira otras opciones.

 

 

 

 

4- Utiliza pequeñas aperturas de diafragma


A veces en la fotografía de retrato o de objetos nos gusta enfocar el sujeto y desenfocar el fondo. En la fotografía paisajística, normalmente esto no es así. Nos interesa tener todo el panorama enfocado de manera uniforme. Para conseguirlo tenemos que utilizar aperturas de diafragma relativamente pequeñas. Ya sabes que a mayor valor f/ más pequeña será la apertura. Te recomiendo que para paisajes utilices siempre aperturas de f/11 ó más. Cuidado, si tienes la cámara a f/3.5 ó f/1.4 el resultado será más bien desastroso.

 

 

 

 

5- Encuentra un sujeto


El paisaje puede ser alucinantemente bello pero no puede ser protagonista todo el paisaje. Toda foto paisajística exitosa contiene algún elemento protagonista, algo en lo que la gente consciente o insconscientemente se fijan al mirar la foto. Si quieres que tu paisaje sea interesante haz que tenga algún elemento de protagonismo: puede ser un árbol, un edificio, una silueta, el propio horizonte si lo encontrásemos lo suficientemente interesante…

 

 

Busca un sujeto que haga destacar tu fotografía, Al igual que harías con un ser humano

 

 

6- Que el mal tiempo no te asuste


Existe la falsa creencia de que es necesario que haga buen tiempo para poder sacar fotografías en condiciones. ¡Nada más lejos de la realidad! 

Todo fotógrafo que se precie sabe que el buen tiempo no es requerimiento para hacer fotos de calidad. Es más el aprovechas los diferentes fenómenos metereológicos y atmosféricos nos abre un abanico inmenso de posibilidades a la hora de hacer fotos. Los nubarrones, la lluvia o la nieve e incluso el granizo pueden regalarnos una imagen sobrecogedora si sabemos como sacarle partido.

 

 ¡Que el mal tiempo no te asuste! A veces te sorprenderías. Esta fotografía la hice en Antequera en Málaga en pleno diciembre justo cuando se acercaba un jirón de nubes de lluvia a la ciudad y fue el momento propicio para fotografíar este arcoiris.

 

 

7- Familiarízate con el uso de filtros


El día que descubrí los filtros para la fotografía de paisaje mi vida cambio ¡por completo!

Un filtro no es más que un cristal que se coloca delante de la lente de manera que deje pasar más o menos luz. Más adelante trataré el tema de los filtros en otro post, pero de momento te los explico aquí de manera resumida.

 

Tipos de filtro:

 

-Filtros de densidad neutra (ND): Pueden ser circulares o cuadrados ( estos últimos se acoplan a la lente con un portafiltros) y pueden estar hechos de gelatina o de cristal. Obviamente los de cristal aportan una mejor calidad pero son más frágiles y más costosos. 

 

Los filtros de densidad neutra oscurecen la imagen sin alterar el color de la imagen ( lo cierto es que los de gelatina tienen una leve dominante magenta), de esta manera se puede aumentar el tiempo de exposición hasta conseguir efectos como el famoso efecto seda en el agua o suavizar el movimiento de las nubes. En los atardeceres y amaneceres nos ayudarán a reducir el brillo del halo del sol.

 

Hay diferentes densidades de manera que te oscurezca la escena unos pocos pasos o hasta dejarla prácticamente sin luz como el "Big Stopper" de Lee.

 

 Esta fotografía la tomé en Iguazú, en la frontera entre Argentina y Brasil. Utilicé un filtro cokin de 10 pasos y 30 segundos de tiempo de exposición.

 

-Filtros de densidad neutra graduados (GND): Cumplen la misma función que los anteriores, sólo que estos tienen un degradado que oscurece sólo una parte de la escena. De esta manera podemos por ejemplo resolver el problema de que el cielo nos salga sobreexpuesto al exponer para la tierra y conseguiremos una escena homogénea. 

 

 

 

Suelen ser cuadrados ( los circulares aquí no tienen mucho sentido) y se acoplan a la parte frontal de la lente con un portafiltros. 

 

En el caso de los paisajes marinos tenemos el degradado inverso cuya parte más oscura del filtro se encuentra en el centro del cristal y a partir de ahi se suaviza hasta arriba. Es indispensable a la hora de fotografiar atardeceres en el horizonte marino.

 

 

 

 

Este paisaje marino lo hice en la playa de Barrika en Bizkaia. Utilicé un filtro cuadrado graduado para oscurecer el cielo mientras exponía para las rocas.

 

 

 

-Filtro Polarizador (PL): El filtro polarizador, evita que pase la luz polarizada, es decir que elimina los reflejos de las superficies no metálicas y por lo tanto satura los coloras de la imagen. Suele utilizarse mucho en paisaje para intensificar el azul del cielo.

 

Tiene un disco exterior que al girarlo hará que el efecto sea más o menos visible. Es importante saber que sólo polariza cuando la luz nos viene de manera lateral, es decir a 90 grados. Si tenemos la fuente de luz justo delante o detrás nuestro no funcionará.

Imagen sin y con polarizador

 

 

-Filtro ultravioleta (UV): En mi opinión el más prescindible de todos. Es un simple cristal que según dicen sirve para proteger el cristal de la lente, de golpes, rayones,polvo etc...

Lo cierto es que hoy en día los cristales de las lentes son muy resistentes y los baños que tienen evitan que se rayen con facilidad. Un filtro ultravioleta solo restará calidad a la imagen ya que cualquier cristal que pongamos delante de la lente nos hará perder nitidez debido a que los haces de luz se abren al traspasarlo.

 

En mi opinión está bien si queremos protegerlo en momentos muy concretos como en un sitio con mucha arena o cosas así pero en situaciones normales yo prescindiría de él. También lo podemos utilizar para dar efectos a la imagen, como untarlo de vaselina para generar un efecto de niebla y otros trucos similares...

 

 

 

-Filtros de colores: Aportan una dominante de color a la imagen. Hay montones de ellos . También los hay para el flash.

 

 

 

-Filtros de efectos: Aportan efectos determinados, halos, estrellas, distorsiones de la imagen...

 

 

 

 

En cuanto a las marcas de filtros, hay que decir que los filtros no son baratos. Entre las marcas más económicas podemos encontrar los filtros de la marca francesa Cokin. Tienen sus limitaciones pero para un aficionado que se esté iniciando sirven perfectamente. Existen otras marcas como Hoya, B+w o Lee, ésta última en especial más costosa y con más prestaciones. Y por supuesto la marca española de recién creación Lucroit. A pesar de que llevan sólo un par de años tienen filtros de gran calidad y muy bien diseñados.

 

Como he dicho antes esto no es más que un muy breve resumen sobre los filtros, y en otro post los trataré más en profundidad. A pesar de que no ser muy económicos te recomiendo que los pruebes. Créeme ¡No querrás volver a usar el photoshop!

 

 

 

8- ¡Ojo a la composición!


Como cualquier otro tipo de fotografía  es muy muy importante la composición, pero en el paisaje más aún si cabe. Intenta equilibrar la escena y jugar con los diferentes planos. Una cosa muy importante son los fondos. Busca un fondo atractivo que haga resaltar el motivo principal.

 

No te olvides de utilizar la mal llamada "regla de los tercios". No es una regla, es un esquema compositivo que ayuda a componer pero tampoco te obsesiones. Consiste en que, a la hora de encuadrar el paisaje, evitemos colocar la línea del Horizonte justo a la mitad del encuadre. En vez de eso habría que colocarlo o un poco más arriba o un poco más abajo.

 

En otras palabras: tiene que dominar o el paisaje terrestre o el cielo. No pueden los dos compartir la superficie de la foto de manera igualitaria.Busca tus propias composiciones y busca puntos de vista inusuales que aporten originalidad y frescura a tu imagen.

 
Según los fundamentos artísticos de la composición un horizonte que atraviesa la foto justo por la mitad la convierte normalmente en una foto aburrida. 

 

 Como en cualquier otro tipo de fotografía la composición es extremadamente importante

 

 

 

 

 

9- Busca las luces, aprende a esperar

 

Una de las cosas de las que más rápido te percatarás a la hora de hacer paisaje es de cómo puede llegar a cambiar una escena con una luz u otra. Puede que te encuentres en un lugar que piensas que no tiene nada en especial, pero si aprendes a esperar y llega la luz adecuada te sorprenderás enormemente.

Busca las luces que más atractivas resulten en tus localizaciones. Generalmente suelen ser el amanecer y el atardecer. Debido a la inclinación de los haces de luz al atravesar la atmósfera que se dan en esas horas se crean esos colores anaranjados que tan atractivos resultan. Aprovecha las famosas horas doradas y la hora azul para conseguir imágenes impactantes.

 

 Si aprendemos a esperar y tener paciencia, la naturaleza nos sorprenderá. Esta foto la saqué en el Parque Natural de Urkiola al atardecer. Justo 10 minutos antes de ponerse el sol y a través de la niebla encontré esta imagen.

 

 

10- ¡Disfruta! 

 

Por muy frustrante que pueda resultarte en los comienzos la fotografía de paisaje no te olvides de lo más importante: de porqué estas ahí. 

Es verdad que a veces volverás a casa sin la imagen deseada o que tendrás que esperar 15 días hasta la próxima luna llena, pero no te olvides que lo importante es que con cada fracaso irás aprendiendo cada vez más y acercándote a las imágenes que quieres conseguir. Además el hecho de estar en la naturaleza, mirando el mundo, entendiendo como es y viendo sus increíbles colores lo compensa con creces. Incluso aunque no consigas la imagen que quieres te lo habrás pasado tan bien que habrá merecido la pena.

 

 

 

 

Espero que estos breves consejos te ayuden, igual que a mí, que aún sigo aprendiendo.

 

Ahora sólo falta que te animes. Mientras tanto si te ha gustado este artículo o lo has encontrado útil te agradecería un voto o recomendación abajo en Twitter, Google+ o Facebook.
¡Mil gracias! 

 

 

¡Nos vemos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Fotografiando Mongolia

September 11, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

September 11, 2019

September 11, 2019

June 9, 2019